Maternidad

Una mujer embarazada requiere muchos cuidados y una atención especial, no sólo de la gente que la rodea sino también de sí misma. Si estás buscando un embarazo, debes tener en cuenta todo lo que éste conlleva, en resumen, el éxito del embarazo dependerá de la asistencia que recibas y de los cuidados que tú misma te des, no solo durante el embarazo sino también antes y después.

  • Asegúrate de que tienes una asistencia médica apropiada.
  • En caso de que tengas algún tipo de discapacidad o enfermedad hereditaria, quizás debas recurrir a la asistencia genética.
  • Ten en cuenta los efectos que el embarazo causa en el cuerpo.
  • Reflexiona sobre todas las precauciones necesarias para el día del parto.
  • Piensa en el cuidado del bebé después del nacimiento.

A las futuras madres

Para evitar los riesgos congénitos a los que todos los bebés están expuestos, puedes tomar algunas precauciones como:

  • Intenta tener a tus hijos en las edades jóvenes. Como ya sabrás, a partir de los 35 años los riesgos en el embarazo aumentan y es más fácil que los bebés nazcan con alguna deficiencia, aunque tampoco tiene por qué ser así.
  • Ve al médico cuando hayas decidido ser madre. Dale toda la información que conozcas sobre tu salud así como de posibles enfermedades hereditarias que existen en tu familia. Infórmate antes del embarazo.
  • Cuando estés embarazada, dale mayor importancia a los primeros meses de embarazo. Cuídate de una manera especial.
  • También la maternidad precoz (durante la adolescencia) supone un riesgo mayor de problemas congénitos.
  • No te olvides de los planes de vacunación para evitar enfermedades o infecciones que suponen un riesgo importante, como la rubeola.

Actividades y alimentación durante el embarazo

  • Cuando sepas que estás embarazada, no dudes en acudir al médico.
  • Lleva una alimentación equilibrada, sana, variada (nada mejor que la dieta mediterránea) y no te olvides de añadir ácido fólico para evitar posibles defectos en el bebé.
  • No consumas hígado ni carnes crudas o poco cocinadas durante el embarazo.
  • Lava las frutas y verduras especialmente bien.
  • Reduce el consumo de sal.
  • Evita las bebidas alcohólicas y disminuye el consumo de café y bebidas que tengan cafeína.
  • Elimina el tabaco y cualquier otro tipo de drogas.
  • Intenta no hacer actividades que requieran un gran esfuerzo físico o que requieran algún tipo de peligro
  • Por supuesto, no te automediques, ni modifiques la prescripción de tu médico.
  • Asiste a clases de preparación al parto siempre que te sea posible.
SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline